Covid-19: Conoce los nuevos desafíos en la gestión de las Instituciones de Salud

Covid-19: Conoce los nuevos desafíos de las Instituciones de Salud

Lo lees en 4 min.

Covid-19: Conoce los nuevos desafíos de las Instituciones de Salud

El Covid-19 ha impactado profundamente la actividad regular de nuestra sociedad en todas sus dimensiones. A nivel mundial, la situación sanitaria ha exigido a los Gobiernos, y en particular a sus autoridades sanitarias, un gran esfuerzo para evitar brotes que impacten negativamente, tanto en morbimortalidad de la población afectada como por las consecuencias indirectas en la vida social y la economía.

Según datos del INE, la pérdida de empleos, el aumento de la tasa de desocupación, la contracción económica y una elevada tasa de mortalidad por millón de habitantes, son solo algunas de las consecuencias que la pandemia ha tenido en Chile.

Entre los principales problemas y desafíos de las instituciones de salud encontramos que el confinamiento para contener el avance de la pandemia, sumado al miedo de contagio en la población ha impactado en la continuidad de la atención de salud. Por ello, observamos una reducción de las consultas a urgencias, hospitalizaciones y el número de consultas ambulatorias. ¿En qué se traduce esto? en un aumento de la mortalidad y complicaciones a largo plazo. 

Ante esto, el sistema sanitario debe implementar políticas y estrategias que ofrezcan a la población universalidad en el acceso y la cobertura. Un derecho se ha visto gravemente afectado.

Revisa en el siguiente enlace nuestro Diplomado en Gestión de Organizaciones de Salud, certificado por la Universidad de los Andes.

Conoce el Diplomado en Gestión de Organizaciones de Salud

Impacto de la Pandemia en la gestión de las instituciones de Salud

En Chile, esta situación se ha visto agravada por problemas previos a la pandemia de acceso y cobertura en diferentes regiones y comunas. Esto se expresa en desigualdades y debilidades en la implementación del modelo integral de salud que enfrente “la otra epidemia”, la de enfermedades crónicas no transmisibles que alcanzan cifras preocupantes. Esta crisis sanitaria revela las siguientes problemáticas:

  1. Una población temerosa de asistir a los centros asistenciales.

  2. Necesidad de considerar procesos asistenciales que permitan mantener una menor presencia física en los centros, para poder cumplir con el distanciamiento físico.

  3. Una atención presencial que será de mayor costo, por la necesidad de uso de elementos de protección personal (EPP) en cada atención, y de higienización constante de manos y superficies.

  4. Una mayor demanda de atención por la acumulación de listas de espera y por la falta de diagnóstico producto de la derivación de recursos durante la pandemia.

shutterstock_1865709751

Desafíos de la gestión clínica y de los modelos de atención de redes integradas de servicios de salud

Desde marzo hasta la fecha, el aumento progresivo de los casos de COVID-19 ha requerido reconvertir casi el 100% de la capacidad hospitalaria nacional para la atención de estos pacientes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han planteado la necesidad de sostener un conjunto de servicios esenciales. Poniendo el foco en la interrupción de prestaciones esenciales de servicios de salud debido a la pandemia, lo que según estas instituciones aumentarán la morbilidad y la mortalidad relacionadas a enfermedades prevenibles y tratables.

Por ello, es un deber del sistema sanitario seguir brindando estos servicios esenciales con seguridad:

1.- Identificando y priorizando los servicios esenciales de salud en todos los niveles de atención.

2.- Estableciendo canales de coordinación entre la autoridad sanitaria y los prestadores públicos y privados para sostener e implementar protocolos y guías que logren dar acceso, oportunidad y por sobre todo seguridad a estas prestaciones esenciales.

3.- Logrando una coordinación efectiva con las autoridades para lograr el financiamiento de estos servicios esenciales y su continuidad de atención.

4.- Estableciendo umbrales y/o métricas que permitan graduar el desarrollo de los servicios esenciales.

En Chile, la atención primaria ha debido responder a la demanda asistencial de personas con cuadros moderados e incluso severos de coronavirus, convirtiendo funciones, y adaptando procesos para ello. Es así como la oferta de servicios de los prestadores públicos y privados disminuyó en forma considerable. 

Uso de tecnologías digitales y la importancia de la telemedicina

El nuevo escenario al que nos enfrentamos plantea grandes desafíos y genera la necesidad de buscar alternativas para la comunicación y atención de pacientes.

shutterstock_1923905594

La telemedicina es la herramienta por la cual los médicos de Atención Primaria pueden acceder a la opinión de un especialista desde cualquier lugar. Esto permite apoyar diagnósticos, tratamientos a distancia en tiempo real y derivaciones oportunas a centros de mayor complejidad. Además, contribuye al seguimiento de los pacientes sin necesidad de trasladarse al centro asistencial, evitando la saturación de los centros de salud. 

Entre los beneficios de la atención remota podemos destacar los siguientes:

  1. Provee alternativas de atención a las personas que temen ir a consultas presenciales.

  2. Disminuye el flujo de pacientes en los centros de atención, contribuyendo al distanciamiento social.

  3. No se requiere de EPP para este tipo de atención.

  4. Permite hacer más eficiente el uso del recurso humano en la atención de pacientes.

Como ves, hoy urge contar con profesionales preparados para los desafíos que vienen. Revisa en el siguiente enlace nuestro Diplomado en Gestión de Organizaciones de Salud, certificado por la Universidad de los Andes. Descarga el programa, conoce nuestra oferta ¡y conviértete en el profesional que las instituciones de salud necesitan!

diplomado-gestión-de-organizaciones-de-salud

Publicado el 13 05 2021
contario DEJA UN COMENTARIO