roles-directivos-en-salud

Tipos de liderazgo en las Instituciones de Salud

Lo lees en 3 min.

Tipos de liderazgo en las Instituciones de Salud

¿Por qué es importante el liderazgo en enfermería y otras áreas de la salud? Dirigir un centro de salud nunca es una tarea simple y las exigencias son muy altas, ya sea público o privado. Además, tener un cargo directivo en el área de la salud conlleva una enorme responsabilidad, ya que incluso una pequeña decisión tiene importantes repercusiones y consecuencias. Conoce los distintos tipos de liderazgo en Salud.

¿Qué es el liderazgo en salud? 

En las instituciones de salud el liderazgo clínico es fundamental, tal como en cualquier otro tipo de empresa. Ahora bien, ¿qué es el liderazgo en enfermería y otras áreas de una institución de salud?

Primero que todo, según la OMS el liderazgo se refiere a los comportamientos y acciones que toma el líder para inspirar, convencer o impulsar al personal y a la organización hacia el logro de la visión.

Los líderes son los encargados de tomar decisiones importantes que impactan directamente en el clima laboral organizacional, en la motivación de los trabajadores y más importante aún en la calidad de los servicios de salud. Por todo esto son quienes marcan la diferencia que existe entre el fracaso y el éxito.

De esta forma, las organizaciones de salud necesitan una gestión administrativa en salud que procure su óptimo funcionamiento. Solo así es posible garantizar el cumplimiento de los objetivos y la sustentabilidad de estos, teniendo como foco principal la calidad de los cuidados de los pacientes. 

La complejidad de este sector de la salud es difícil de comparar con otro. Por esto, se necesita contar con líderes en medicina que velen por el correcto andar la infraestructura, las instalaciones y sobre todo de contar con el personal calificado para atender la alta demanda diaria. 

Esto en la práctica enfrenta diversas dificultades, como por ejemplo lograr la mayor rentabilidad sin sacrificar una atención digna, de calidad y ni menos la satisfacción final de los pacientes, incluyendo la relación calidad-precio de los servicios administrados. 

¿Quieres profundizar sobre la administración y gestión de organizaciones de salud? Descarga gratis nuestra guía con los Desafíos de la Gestión Administrativa en las Instituciones de Salud y conoce nuestro Diplomado en gestión de salud, certificado por la Universidad de los Andes.Claves para mejorar la Calidad Asistencial en Salud. ¡Descarga la guía!

¿Cuáles son los tipos de liderazgo en enfermería y otras áreas de las instituciones de Salud?

Los tipos de liderazgo en salud se clasifican de la siguiente forma:

Liderazgo democrático

Este estilo de liderazgo suele ser muy efectivo en el área de la salud, ya que se centra en que el líder toma las decisiones, considerando siempre las opiniones del resto de su equipo. Estos líderes ponen en práctica la escucha activa, son capaces confiar y delegar responsabilidades y toman decisiones buscando siempre el consenso. 

Además, promueven de forma organizada la participación de los profesionales de la institución a la que pertenecen, guiándolos para alcanzar los objetivos. Esto instaura en el equipo un mayor sentido de compromiso y pertenencia.

Liderazgo autocrático

Se caracteriza por no tomar decisiones considerando al resto del personal. Por el contrario, estos líderes definen los objetivos, diseñan estrategias, determinan el cronograma y escogen a los equipos y distribuir los recursos de manera autónoma. 

Este tipo de liderazgo no suele resultar muy bien, ya que genera cierta frustración entre los profesionales, afectando directamente, y de manera negativa, en el compromiso y la motivación.

Liderazgo Laissez-Faire

Estos líderes asumen un papel más pasivo, ya que determina los objetivos a seguir y entrega los recursos necesarios para luego intervenir lo menos posible. De esta forma les dan más independencia a los equipos de salud. 

Pese a que es destacable que estos líderes entreguen más libertad, autoridad y responsabilidad a los profesionales, también puede resultar siendo un arma de doble filo, especialmente en momentos de crisis, ya que en estos casos es fundamental que el líder asuma el mando para tomar decisiones importantes de manera rápida y efectiva.

Liderazgo estratégico

Estos líderes toman decisiones alineadas totalmente con los objetivos y las operaciones principales de las instituciones de salud. En este se definen metas que se comunican de manera asertiva al resto de la organización, de esta forma resulta ser un tipo de liderazgo muy efectivo. 

Luego de comunicar y guiar a si quipo, el líder supervisa los procesos para conseguir esos objetivos, corrigiendo y guiando los cambios que sean necesarios en la marcha. 

Liderazgo transformacional

Este liderazgo resulta ser bastante eficaz, ya que se enfoca en mejorar y transformar las condiciones de la institución de salud. En este el líder anima a su equipo a salir de su zona de confort y a superarse día a día para dar el máximo dentro de sus funciones, influyendo en ellos de manera positiva. 

De esta forma se fomenta la mejora continua de la institución y el crecimiento. Sin embargo, ojo que cuando esta función se lleva al extremo corre el peligro de generar un estado de incertidumbre y tensión.

Liderazgo transaccional

Este tipo de liderazgo en salud es sin duda uno de los más comunes, ya que sigue un enfoque sencillo y claro. Estos líderes premian al personal por el trabajo bien hecho, a través de incentivos con el fin de aumentar la motivación y las responsabilidades de cada profesional. 

La clave para que este liderazgo de verdad funciones es alinear los incentivos con los objetivos de la entidad de salud.

Liderazgo burocrático

Este se enfoca en las reglas y tareas administrativas, siendo muy eficaz a la hora de hacer cumplir las normas y protocolos. 

Sin embargo, estos líderes pueden ser considerados como poco flexibles a la hora de enfrentar situaciones de emergencia, o cambios no planificados. Otra de las críticas que se hacen a este tipo de liderazgo es que frena las ideas nuevas y la innovación.

¿Qué características debe de tener un líder en el ámbito de salud? 

Los roles directivos en el área de la salud son importantísimos y la preparación es clave a la hora de dirigir de manera eficiente, informada y efectiva. A continuación revisa lo necesario para construir el perfil requerido:

Formación:

Los profesionales de la salud tienden a acumular muchos años de servicio en un solo lugar, ganándose el respeto y admiración de las nuevas generaciones. Sin embargo, asumir roles directivos puede ser un desafío completamente diferente al que vienen ejerciendo desde hace años.

Esto supone un gran esfuerzo en la búsqueda de conocimiento y herramientas que puedan certificar sus capacidades para cualquier cargo de dirección en un centro hospitalario.

Compromiso:

Una conducta clave en un rol directivo en el área de la salud es poder enseñar mediante el ejemplo, lo que a su vez conlleva asumir un compromiso con la excelencia. 

Esto se logra siendo constante y asumiendo decisiones con ética y profesionalismo, de manera imparcial y justa ante las situaciones que puedan ir apareciendo en el camino.

Adaptabilidad:

En una realidad tan cambiante como la que se genera en esta área, poder adaptarse a cada situación es fundamental.

Si bien esto es una cualidad del ejercicio de la medicina, el reto es poder trasladar esa adaptabilidad al campo administrativo.

Empatía

Un líder en el área de la salud debe ponerse en el lugar de sus pacientes y profesionales a cargo siempre. Esto es fundamental no solo para sacar el mayor potencial de cada profesional de su equipo, sino también para prestar una atención más humana a los pacientes.

Capacidad para conectar y colaborar

Más que cualquier otra, la labor del área de la salud es en esencia social. Por lo tanto, tanto los líderes como el resto del equipo deben tener la capacidad de asociarse con otros para facilitar experiencias conjuntas, buscando siempre el mejor desempeño de la institución de salud en su totalidad.

Inteligencia al administrar a su gente

Esto involucra identificar las habilidades destacables de cada profesional, para destinarlo a las tareas y objetivos que más puedan beneficiarse de sus destrezas.

Flexibilidad 

Un líder de salud debe estar informado sobre los cambios que experimentan el mundo y la tecnología. Por lo tanto, debe estar abierto siempre a nuevas opciones y oportunidades de mejora.

¿Cómo ser un buen líder en salud?

En el área de la salud se observa a médicos especialistas con mucha trayectoria administrando organizaciones de la salud. Además, también existen profesionales del área de administración y gerencia en la coordinación de una clínica u hospital. Pero ¿cuál es el perfil adecuado?

Es clave entender que obtener las habilidades que se requieren, así como formar un perfil capaz de asumir roles específicos dentro del centro hospitalario, es un reto con un alto grado de dificultad y que puede demorar un poco.

Limitantes como el tiempo y otras responsabilidades pueden ser factores que retrasen este proceso, pero en el mercado existen distintas posibilidades para certificar tus capacidades. 

Como ves, asumir roles directivos puede ser un desafío, ya que involucra un esfuerzo en la búsqueda de conocimiento y herramientas que puedan potenciar al máximo tus capacidades, permitiéndote asumir un cargo de dirección en un centro de salud.

¿Quieres aprender más y profundizar sobre la administración y gestión de organizaciones de salud? Descarga gratis nuestra guía con los Desafíos de la Gestión Administrativa en las Instituciones de Salud y conoce nuestro Diplomado en gestión de salud, certificado por la Universidad de los Andes. Revisa este contenido ¡y anímate seguir capacitándote y aprendiendo sin límites!

guia-claves-gestion-de-calidad-en-salud

Publicado el 24 02 2023
contario DEJA UN COMENTARIO