¿Cuál es la importancia de la Salud Ocupacional?

Escrito por: Mariana - Experta en desarrollo de carrera - eClass

Todos podemos ser víctima de un accidente de trabajo o una enfermedad profesional, y aunque pareciera ser algo alejado de nuestra realidad, estas situaciones no solo las vemos aparecer en los noticieros o en charlas de prevención de empresas, sino que lamentablemente son más cotidianos de lo que pensamos. Por eso, te invitamos a conocer cuál es la importancia de la Salud Ocupacional en las empresas.

¿Alguna vez te has detenido a pensar en los elementos o condiciones de tu lugar de trabajo? ¿Has reflexionado sobre las prácticas, o procedimientos, que se realizan diariamente para el cumplimiento de las labores?

¡Ojo! con estas preguntas no pretendemos alarmarte, por el contrario, nuestro objetivo es que puedas involucrarte y comprometerte con tu salud y la de los trabajadores de tu empresa. Además, saber esto es clave para incorporar un enfoque preventivo e integral de la salud en el trabajo.

Para empezar, ¿qué es Salud Ocupacional?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la definición de Salud Ocupacional apunta a una actividad multidisciplinaria dirigida a promover y proteger la salud de los trabajadores, mediante la prevención y el control de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Para lograr esto, se busca eliminar los factores y condiciones que ponen en peligro la salud y la seguridad en el trabajo.

Además de la Salud Ocupacional, que integra distintas disciplinas encargadas de promover y proteger la salud y la seguridad de las personas en los ambientes de trabajo, también existe la salud laboral, que se refiere a los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de las personas.

¡Sigue aprendiendo más sobre esta interesante temática! Descarga un extracto de clase de nuestro Diplomado en Salud Ocupacional, certificado por Mutual Capacitación.

miniatura_350x350_frente

Origen de la Salud Ocupacional 

La historia de la Salud Ocupacional comienza con los primeros registros de enfermedades asociadas a labores u oficios, que datan de tiempos pretéritos. Papiros egipcios (1600 a.C.), escritos de Hipócrates (470 a.C) y de Gaius Plinius Secundus (1 d.C.) son algunos ejemplos de estas observaciones.

El primer Tratado sobre las enfermedades de los trabajadores se publica para el año 1743 (d.C.) (De morbis artificum diatriba), escrito por Bernardino Ramazzini, a quien se le otorga el título de padre de la Medicina del trabajo.

Hasta ese momento, las descripciones de las enfermedades laborales estaban asociadas a grupos acotados de oficios, los que luego se vieron diversificados con el gran impacto que produjo en la salud laboral la Revolución Industrial.

Ya durante los siglos XIX y XX, los daños a la salud en el trabajo han ido en aumento, o han tenido otras formas de manifestarse.

A su vez, las guerras mundiales, el desarrollo de la industria química y tecnológica, la globalización, la tercerización de los sectores productivos, entre otros factores, han cambiado la forma de cómo entendemos las relaciones y condiciones laborales de hoy.

Entonces, ¿por qué es importante la Salud Ocupacional?

Desde hace una década, en los países desarrollados se ha adoptado una perspectiva integradora en relación a la salud de las personas en sus trabajos. Y es que, dentro de las múltiples razones para hacerlo, está el hecho que las personas permanecen en estos lugares un promedio de 10 horas diarias, lo que representa un 41% de su día.

Es por esto que actualmente la Salud Ocupacional persigue los siguientes objetivos:

  • Contribuir a que las personas se desempeñen en ambientes y organizaciones de trabajo que promuevan y protejan integralmente la salud.

  • Lograr que los trabajadores lleven una vida social y económicamente productiva, para que puedan alcanzar su desarrollo personal y familiar.

  • Diseñar, coordinar y ejecutar acciones a nivel de la salud de las personas en los ámbitos de la promoción, prevención, diagnóstico y tratamiento, rehabilitación y reintegro al trabajo.

  • Promover la investigación aplicada en el ámbito de las interacciones salud-trabajo.

Si bien la mayoría de estos objetivos están dirigidos a promover el bienestar de cada uno de los colaboradores, también existen diferentes ventajas que benefician directamente a los empleadores, incentivándolos a tener una mejor cultura de prevención de riesgo.

Entre estos beneficios se encuentran:

  • Mejorar la imagen pública de la empresa.

  • Evitar multas por el incumplimiento de la Ley.

  • Mantener la sustentabilidad del negocio.

  • Mejorar la productividad de los trabajadores.

Además, para otras instituciones y organismos del sistema, la reducción de los costos en términos de seguros, uso de prestaciones médicas y emisión de licencias médicas, constituyen otros beneficios indirectos.

No importa cuál sea la razón que tenga la empresa para promover la Salud Ocupacional, la realidad es que el resultado está enfocado en la salud del trabajador, donde a su vez, todos quienes participan en la construcción de una cultura de seguridad positiva, se logran beneficiar de ello.

¡Aprende más sobre cómo proteger la salud en tu empresa! Descarga un extracto de clase de nuestro Diplomado en Salud Ocupacional, certificado por Mutual Capacitación.

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Artículos destacados

| Seguridad y Salud Laboral | | descubrimiento |

¡Gestión del futuro! Descubre cómo la innovación te mantiene a la vanguardia

Ver más
| Seguridad y Salud Laboral | | descubrimiento |

Evaluación de Riesgos: Herramientas y técnicas en Higiene Industrial

Ver más
| Seguridad y Salud Laboral | | descubrimiento |

Evaluación de Proyectos en Salud: Impulsando competencias a través de la educación continua

Ver más

¡Suscríbete a nuestro newsletter!