Gestión Logística: Definición, objetivos e importancia

Escrito por: Mariana - Experta en desarrollo de carrera - eClass

En este artículo exploraremos en profundidad qué es la gestión logística, su historia, los componentes clave, el perfil de gestión logística, los objetivos, en qué consiste y su importancia en el mundo empresarial.

La gestión logística es un pilar fundamental en el mundo empresarial actual. En un entorno donde la eficiencia, la rapidez y la satisfacción del cliente son cruciales, entender y dominar la gestión logística es esencial para cualquier profesional que busque mantenerse actualizado y competitivo en su campo. 

¿De qué se trata la gestión logística?

La gestión logística es el arte de planificar, implementar y controlar el flujo efectivo de bienes, servicios e información, desde el punto de origen hasta el punto de consumo, con el objetivo de satisfacer las necesidades del cliente. 

En otras palabras, se encarga de coordinar todos los procesos relacionados con la cadena de suministro de una empresa.

La gestión logística es un área fundamental dentro de las operaciones de cualquier empresa, que se encarga de planificar, organizar, dirigir y controlar el flujo eficiente y efectivo de productos, servicios e información desde el punto de origen hasta el punto de consumo, con el propósito de satisfacer las necesidades de los clientes.

Shutterstock_2064581669

En resumen, la gestión logística es esencial para garantizar que los productos y servicios de una empresa lleguen a sus clientes de la forma más eficiente y efectiva posible. Esto no solo se satisface al cliente, sino que también se pueden lograr ahorros significativos y ventajas competitivas para la empresa.

¿Necesitas nuevas herramientas para crecer profesionalmente? Conoce nuestro cursos y diplomados de especialización. Este te ayudará a destacarte en tu carrera y en tu empresa.

Conoce nuestros cursos y diplomados de especialización. ¡Empieza hoy!

Historia y evolución de la gestión logística

La gestión logística tiene sus raíces en las antiguas civilizaciones, donde el transporte de mercancías era esencial para el comercio. 

Sin embargo, su verdadero auge comenzó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los militares se dieron cuenta de la importancia de la logística para el éxito de las operaciones. 

Desde entonces, ha evolucionado continuamente, impulsada por avances tecnológicos y la globalización.

Componentes clave de la gestión logística

La gestión logística se compone de varios elementos esenciales, que incluyen:

  • Abastecimiento: La adquisición de materias primas y componentes necesarios para la producción.

  • Transporte: El movimiento físico de bienes desde el proveedor hasta el cliente.

  • Almacenamiento: El manejo y la gestión eficiente de inventarios.

  • Distribución: La entrega de productos al cliente final.

  • Tecnología de la información: El uso de sistemas y software para optimizar la gestión de la cadena de suministro.

Perfil de gestión logística

Un profesional de la gestión logística no solo debe ser experto en la teoría, sino que también debe contar con una serie de habilidades y competencias que le permitan llevar a cabo sus tareas con éxito y eficiencia.

Además, debe poseer habilidades específicas y una formación adecuada para desempeñar su papel de manera efectiva:

Habilidades y competencias del gestor logístico 

Las habilidades necesarias incluyen la capacidad de planificación, organización, toma de decisiones, resolución de problemas y comunicación efectiva. Además, la adaptabilidad y la habilidad para trabajar bajo presión son cruciales en este campo.

Revisa a continuación las principales habilidades necesarias para este cargo:

  1. Capacidad analítica: La habilidad para analizar datos, entender tendencias y tomar decisiones basadas en información concreta es fundamental.

  2. Liderazgo: A menudo, un gestor logístico lidera equipos y debe saber motivar, dirigir y coordinar a las personas bajo su cargo.

  3. Orientación al cliente: Entender las necesidades y expectativas del cliente para garantizar un servicio que satisfaga y supere sus expectativas.

  4. Habilidad tecnológica: Dada la creciente dependencia de la tecnología en la logística, es crucial estar familiarizado con sistemas de información, software especializado y otras herramientas digitales.

  5. Negociación: Ya sea con proveedores, transportistas o clientes, la habilidad para negociar efectivamente puede ser determinante en la rentabilidad y eficiencia de las operaciones.

  6. Gestión del tiempo: En un sector donde el tiempo es a menudo crítico, saber priorizar y gestionar tareas de manera eficiente es esencial.

Formación y trayectoria profesional

La formación en gestión logística puede variar, pero es común contar con una licenciatura en logística, administración de empresas o áreas relacionadas. 

La experiencia práctica y la formación continua son esenciales para mantenerse actualizado en un campo en constante evolución. Para esto también pueden ayudar las siguientes instancias:

  1. Estudios de posgrado: Muchos profesionales optan por continuar su formación con maestrías o especializaciones en logística o supply chain management, lo que les proporciona una visión más profunda y especializada.

  2. Certificaciones: Existen certificaciones en logística que pueden aportar un valor añadido al perfil profesional, como las ofrecidas por APICS o el Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP).

  3. Trayectoria profesional: Empezar en posiciones operativas, como coordinador o analista logístico, puede ofrecer una base sólida para comprender el funcionamiento interno de la cadena de suministro antes de avanzar a roles de gestión.

  4. Actualización constante: Dada la naturaleza dinámica de la logística, es esencial estar siempre al tanto de las últimas tendencias, tecnologías y mejores prácticas del sector.

Shutterstock_1810133773

Objetivos de la gestión logística

Los objetivos de la gestión logística son claros y tienen un impacto significativo en el éxito de una empresa. Revisemos a continuación: 

Maximizar la eficiencia operativa

La gestión logística busca optimizar cada proceso en la cadena de suministro, reduciendo costos y tiempos, lo que a su vez aumenta la eficiencia operativa.

No se trata solo de reducir costos y tiempos. La eficiencia operativa implica también minimizar errores, eliminar cuellos de botella y asegurar que los recursos se utilicen de la mejor manera posible. Esto puede traducirse en inversiones en tecnología, capacitación y mejora continua.

Optimizar la cadena de suministro

Una cadena de suministro eficiente garantiza que los productos lleguen a tiempo y en condiciones óptimas, lo que aumenta la satisfacción del cliente y la competitividad de la empresa.

Una cadena de suministro óptima no solo se preocupa por la entrega puntual, sino también por:

  • Flexibilidad: La capacidad de adaptarse a cambios o imprevistos en el mercado.

  • Resiliencia: La habilidad de recuperarse rápidamente de interrupciones o crisis, como desastres naturales o pandemias.

  • Sostenibilidad: Integrar prácticas ecológicas y éticas, garantizando no solo la eficiencia económica, sino también la responsabilidad social y ambiental.

Garantizar la satisfacción del cliente

La gestión logística se centra en asegurar que los clientes reciban productos de alta calidad de manera oportuna, lo que se traduce en lealtad y recomendaciones positivas.

Sin embargo, más allá de una entrega eficiente, la gestión logística busca:

  • Personalización: Adaptar los procesos logísticos para cumplir con necesidades específicas de distintos segmentos de clientes.

  • Comunicación constante: Informar al cliente sobre el estado de su pedido, anticipar retrasos y resolver problemas de manera proactiva.

  • Postventa: Asegurar que cualquier problema post-entrega (como devoluciones o garantías) se maneje de forma rápida y eficiente, solidificando la confianza del cliente.

La logística está en constante evolución. Por ello, un objetivo clave es estar siempre en la vanguardia, investigando y adoptando nuevas tecnologías, métodos y prácticas que puedan ofrecer ventajas competitivas y mejorar el servicio.

¿En qué consiste la gestión logística?

La gestión logística es la columna vertebral de cualquier operación empresarial exitosa. Va más allá de simplemente mover productos, es una ciencia que equilibra la demanda con la oferta, y lo hace de la forma más eficiente posible. Estas son sus áreas clave:

1. Planificación y organización

La planificación estratégica y la organización eficiente de procesos son fundamentales para minimizar costos y maximizar la efectividad de la cadena de suministro. En esta etapa son importantes estos aspectos:

  • Análisis de la demanda: Estudiar el mercado y prever las necesidades futuras para anticipar la cantidad y tipo de productos que serán requeridos.

  • Selección de proveedores: Establecer relaciones sólidas con proveedores confiables, evaluando calidad, precio y tiempos de entrega.

  • Diseño de la red logística: Configurar una red que conecte de manera óptima proveedores, almacenes, centros de distribución y puntos de venta o entrega.

2. Transporte y distribución

La elección de rutas y métodos de transporte adecuados, así como la gestión de almacenes y centros de distribución, son cruciales para una logística eficiente. Además, es clave preocuparse de:

  • Gestión de flotas: Supervisar y mantener vehículos propios o coordinar con empresas de transporte tercerizadas para asegurar entregas puntuales y seguras.

  • Optimización de rutas: Utilizar tecnología y software especializado para encontrar las rutas más eficientes, considerando factores como tráfico, distancia y costos.

  • Control y seguimiento: Implementar sistemas para monitorear en tiempo real el estado y ubicación de los envíos, garantizando transparencia y capacidad de respuesta ante imprevistos.

3. Inventario y almacenamiento

La gestión precisa de inventarios asegura que haya suficiente stock para satisfacer la demanda sin incurrir en costos innecesarios de almacenamiento. Para esto se debe poner foco en:

  • Sistemas de gestión de inventarios (SGI): Implementar soluciones tecnológicas que permitan un seguimiento preciso de cada artículo en stock y faciliten la reposición oportuna.

  • Rotación de inventarios: Establecer políticas para garantizar que los productos más antiguos se vendan primero, reduciendo el riesgo de obsolescencia o deterioro.

  • Diseño y layout de almacenes: Organizar los espacios de almacenamiento de manera que se facilite el acceso, la carga y descarga, y se maximice el espacio disponible.

Shutterstock_255821638

Importancia de la gestión logística en el mundo empresarial

La gestión logística desempeña un papel fundamental en el éxito y la sostenibilidad de las empresas en la actualidad. 

No es solo un componente más de la estructura empresarial, sino que es el engranaje que permite que todas las demás áreas funcionen de manera armónica y eficiente.

Impacto en la rentabilidad y crecimiento

Una gestión logística eficiente reduce costos operativos, lo que aumenta la rentabilidad de la empresa. Además, facilita la expansión a nuevos mercados y la adaptación a cambios en la demanda, logrando:

  • Optimización de recursos: Una gestión logística adecuada asegura que se utilicen los recursos de la manera más eficiente, evitando desperdicios y redundancias.

  • Adaptabilidad al cambio: En mercados volátiles, la capacidad de adaptarse rápidamente a las fluctuaciones en la demanda o a interrupciones inesperadas es esencial. Una logística bien gestionada permite a las empresas ser resilientes y ágiles.

  • Expansión estratégica: Al tener una logística eficiente, las empresas pueden considerar la penetración en nuevos mercados con la confianza de que podrán satisfacer la demanda y superar los desafíos logísticos que estos presenten.

La gestión logística como ventaja competitiva

En un mundo donde la competencia es feroz, una cadena de suministro bien gestionada puede ser una poderosa ventaja competitiva que diferencie a una empresa en el mercado. Todo esto fomentando:

  • Reputación y confiabilidad: Las empresas que cumplen consistentemente con sus compromisos de entrega y mantienen altos estándares de calidad son más valoradas por sus clientes y proveedores.

  • Innovación: Las empresas líderes en logística a menudo están a la vanguardia de la adopción de tecnologías y prácticas innovadoras, lo que les permite ofrecer soluciones más rápidas, transparentes y eficientes que sus competidores.

  • Relaciones a largo plazo: Una gestión logística sólida puede resultar en relaciones más fuertes y duraderas con proveedores y clientes, creando ecosistemas empresariales estables y beneficiosos para todas las partes involucradas.

En resumen, la gestión logística es un campo crítico en el mundo empresarial actual. Para aquellos profesionales que buscan actualizarse constantemente y mantenerse competitivos, comprender la gestión logística, sus objetivos y su importancia es esencial. 

¿Quieres profundizar en este tema y desarrollar tus habilidades? Conoce nuestro cursos y diplomados de especialización. Este te ayudará a destacarte en tu carrera y contribuir al éxito de tu empresa. ¡No dejes pasar esta oportunidad de crecimiento profesional!

Nueva llamada a la acción

Artículos destacados

| consideracion |

10 Principios básicos de la Higiene Industrial: Una Guía introductoria

Ver más
| consideracion |

Estrategias efectivas para el liderazgo en la era digital

Ver más
| consideracion |

5 Claves para liderar proyectos en la Era del Teletrabajo y la Transformación Digital

Ver más

¡Suscríbete a nuestro newsletter!