shutterstock_1377054161

¡Asertividad!: La clave para resolver los conflictos

Lo lees en 4 min.

¡Asertividad!: La clave para resolver los conflictos

Una persona asertiva sabe cuándo hablar y cuándo callar, hace críticas constructivas que son bien recibidas y admite cuando está equivocada. Así, libera tensión interna y cuida su autoestima, ya que defiende lo que considera relevante, cuidando siempre la relación con el otro.

A veces mantener buenas relaciones con los demás nos parece una misión compleja, sobre todo cuando vemos atacados nuestros valores esenciales. Pero lo quieras o no, los conflictos estarán siempre presentes en las relaciones humanas, por lo que desarrollar habilidades para resolverlos constituye una condición de éxito en nuestras relaciones interpersonales.

Ante esto, la asertividad surge como una respuesta de resolución frente a situaciones en que es clave mantener la relación con el otro. Esta se refiere a la forma de relacionarse con los demás, respetando los derechos propios y ajenos, considerando las variables de la situación y el contexto. 

¡Obtén las claves para liderar y gestionar equipos! Conoce nuestro Diplomado, certificado por eClass Academy.

Conoce nuestro Diplomado en Liderazgo y Gestión de equipos

¿En qué consiste la Asertividad?

Se define como "la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás".

Es el punto medio entre la pasividad y la agresividad. Mientras pasivamente evitamos decir o pedir lo que queremos o nos gusta, por otro lado, podemos expresar nuestros deseos o peticiones de manera agresiva, sarcástica, ruda, humillando o descalificando al otro.

Uno de los propósitos fundamentales de la asertividad es mejorar la comunicación entre las personas, facilitando formas de llegar a acuerdos y a compromisos, cuando las opiniones y los intereses son opuestos. Además, se busca que estos acuerdos respeten la integridad y los derechos de las personas.

shutterstock_628142273Olga Castanyer Mayer-Spiess, en su libro “La asertividad, expresión de una sana autoestima”, nos menciona algunas técnicas de asertividad para enfrentar discusiones:

  • Técnica del disco rayado: Consiste en repetir el mismo argumento una y otra vez de forma paciente y tranquila, sin entrar en discusiones, ni cambiar el tono o volumen de la voz.

  • Banco de niebla: Se mantiene la propia postura, pero se le concede al otro poder tener la razón. Se plantea que aunque uno pueda estar equivocado opta por hacer lo que ha decidido.

  • Aplazamiento asertivo: Se pospone la discusión para otro momento, cuando se controle más la situación.

  • Relativizar la importancia de lo que se  discute: Se trata de hacer ver que a veces es más importante no entrar en discusión, y comprender que esta no nos lleva a ningún lado. Por ejemplo, interrumpir un conflicto con un comentario como: "Quizás esta discusión no tiene tanta importancia como le estamos dando".

  • Técnica de diferenciar un comportamiento de un modo de ser: Se le hace ver al otro que aunque incluso uno pueda haber cometido un error, eso no implica que es una mala persona. Por ejemplo: "Aunque hoy haya llegado tarde, eso no quiere decir que sea impuntual".

  • Técnica de la pregunta asertiva: Se parte de la idea de que la crítica del otro es bien intencionada (aunque no lo sea). Se le hace una pregunta para que nos clarifique lo que hemos hecho mal y cómo podemos hacerlo bien. Por ejemplo: "¿Cómo quieres que cambie para que esto no vuelva a ocurrir?".

Es importante tener en cuenta que se considera la asertividad como una conducta y no una característica de la personalidad, por lo que se habla de ella como una habilidad en el campo de las destrezas sociales. Por ello es posible realizar un entrenamiento que permita mejorar las habilidades sociales de las personas.

Conoce nuestro Diplomado en Liderazgo y Gestión de equipos

Rol de la comunicación empática en el manejo de conflictos

La empatía es la capacidad de sintonizar con los sentimientos de los demás. Ser empático no es pensar igual, sino sentir igual en una situación concreta. Una escucha atenta y sin prejuicios es el punto de partida para lograr una comunicación empática. 

shutterstock_736844452Algunas ideas que nos pueden ayudar a la hora de promover una esta comunicación son:

  • Escuchar con atención: Una comunicación empática requiere que escuchemos con toda nuestra atención, sin emitir juicios de valor. Escuchar de este modo centra nuestra atención en el mensaje que nos da el otro, y no precipitarse intentando dar consejos, tranquilizar o explicar nuestro punto de vista.

  • Comprender más allá de las palabras: Atender a la comunicación no verbal (gestos, posturas) nos puede ayudar a transmitir un estilo empático, y así ampliar nuestra capacidad de vincularnos con los demás.

  • Comprender el problema: Hacer preguntas abiertas como: ¿Qué te preocupa? ¿Me das un ejemplo? ¿Cómo te hace sentir esta situación? ¿Cuándo comenzó el problema? ¿Por qué te sientes así? La finalidad de estas preguntas es ampliar la información, comprender el conflicto y permitir que los demás se explayen con libertad y confianza.

  • Comprender a quien trae el problema: Este punto implica no tomar nada como algo personal, sino que tratar de entender lo que el otro siente y necesita. Así podemos lograr una comunicación más auténtica y comprensiva.

A través de la comunicación empática conseguimos conectar mejor con los demás y mejoramos la calidad de la comunicación, entendemos mejor a los demás, y podemos solucionar de forma efectiva las situaciones conflictivas al gestionar más efectivamente las emociones implicadas en el conflicto.

Como ves, la asertividad es una herramienta fundamental para manejar los conflictos con claridad y respeto, tanto hacia nosotros mismos como hacia los demás. Además, nos permite construir relaciones interpersonales armónicas a largo plazo, en el ámbito laboral.

Ahora que tienes las claves para entender la importancia de la asertividad y de la empatía, ¡es hora de ponerlas en práctica! y ver cómo mejoran tus relaciones con los demás.

En eClass queremos ayudarte a conseguir las herramientas para convertirte en el líder que toda empresa necesita. Descarga a continuación el descriptor de nuestro Diplomado en Liderazgo y Gestión de Equipos Exitosos, certificado por eClass Academy, ¡y atrévete a potenciar tu carrera hoy!

Nueva llamada a la acción

Categoría: Noticias eClass


Publicado el 14 07 2021
contario DEJA UN COMENTARIO