Capacítate, súbete al carro de la agilidad y alcanza el éxito

Capacítate, súbete al carro de la agilidad y alcanza el éxito

decision Metodologías Ágiles

Capacítate, súbete al carro de la agilidad y alcanza el éxito


Lo lees en 3 min.

Las metodologías ágiles permiten adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto, consiguiendo flexibilidad e inmediatez en la respuesta para amoldar el proyecto y su desarrollo a las circunstancias específicas del entorno.

Las empresas que apuestan por esta metodología consiguen gestionar sus proyectos de forma flexible, autónoma y eficaz, reduciendo los costes e incrementando su productividad.

Estas metodologías tienen su origen en la industria del desarrollo de ‘software’, cuando las compañías de este sector comprendieron que la forma de trabajo más tradicional producía retraso en la entrega del producto final.

Además, los procesos basados en normas de producción cerrados sin espacio para el ensayo y error, y sin mucha comunicación entre los trabajadores involucrados en el proceso, conducían a entregar productos finales de mala calidad.

Las metodologías ágiles buscan la mejora continua. Esto hace que el proceso de trabajo sea uno en el que se planifica, se crea, se comprueba el resultado y se mejora. Algo que es constante y rápido, con plazos de entregas reducidos que buscan evitar la dispersión y centrar toda la atención en una tarea encomendada.

Con el curso Metodologías Ágiles: Scrum + Kanban podrás abordar tus proyectos desde un nuevo enfoque y transformar los procesos en tu lugar de trabajo. Inscríbete hoy y estudia con nuestro método hecho para aprender.

Inscríbete en nuestro curso online de Metodologías Ágiles

Las principales ventajas de estas metodologías son:

1. Mejora la calidad:Minimiza los errores en los entregables y mejora la experiencia y la funcionalidad para el cliente.

2. Mayor compromiso:Mejora la satisfacción del empleado y genera conciencia de equipo.

3. Rapidez: Acorta los ciclos de producción y minimiza los tiempos de reacción y toma de decisiones.

4. Aumento de la productividad: Al asignar mejor los recursos, y de forma más dinámica, mejora la producción según las prioridades que tenga la empresa.

Sin duda moverse hacia la agilidad implica a su vez un cambio cultural. Por eso es necesario modificar la mentalidad del equipo de trabajo, cohesionando al grupo en torno a una meta común y hacia una estructura organizacional que otorgue el soporte necesario a nuevas formas de trabajo. 

El método ágil busca aproximarse utilizando una validación empírica de los supuestos que inciden en la solución, enfocándose en diseñar un proceso de acercamiento a la solución, en vez de definir la solución en sí. Las soluciones se encuentran y no se diseñan.

Estudiando con eClass aprenderás los aspectos básicos para gestionar las metodologías ágiles dentro de tu empresa y podrás llevar proyectos de forma correcta con este revolucionario método.

Sabemos que hoy más que nunca estudiar en casa es la mejor opción. Con eClass solo necesitas tu computador y las ganas de aprender, ¡estudia online con nosotros y potencia tu carrera!

¡No esperes más, no te quedes en el pasado y súbete al carro de la agilidad! Conoce los beneficios que las metodologías ágiles le darán a tu carrera. ¡Inscríbete hoy! en nuestro curso Metodologías ágiles: Scrum + Kanban y paga directamente en este link seguro con WebPay.

Nueva llamada a la acción
∨ sodinetnoc sortseun econoc
Nueva llamada a la acción

ARTÍCULOS DESTACADOS