Conoce el Manifiesto Ágil y empléalo en equipos remotos

Conoce el Manifiesto Ágil y empléalo en equipos remotos

Lo lees en 4 min.

Conoce el Manifiesto Ágil y empléalo en equipos remotos

Revisa a continuación en qué consiste el manifiesto ágil y como emplearlo en equipos remotos.

Hoy más que nunca las organizaciones necesitan adaptarse rápidamente para poder gestionar el riesgo, y lidiar hábilmente con los contantes cambios que experimentamos día a día. En este contexto, las metodologías ágiles ofrecen una opción real para potenciar y mejorar la productividad.

¿Qué es el Manifiesto Ágil?

El Manifiesto Ágil surge en el 2001 con el fin de aunar criterios sobre cómo llevar a cabo la agilidad, estableciendo cuatro valores:

-Las personas y sus interacciones deben estar por sobre los procesos y herramientas, priorizando la confianza en los equipos y las personas que los integran.

-Lo funcional y operativo debe estar por sobre la documentación extensa. En los modelos tradicionales la documentación puede ir en desmedro de los recursos para el desarrollo del propio producto. En este caso el trabajo debe estar enfocado en el producto.

-La colaboración con el cliente debe estar por encima de la negociación contractual, potenciando el trabajo en equipo en búsqueda de un mejor valor para el producto o servicio.

-La respuesta al cambio (adaptabilidad) debe estar por encima del seguimiento de un plan (visión predictiva).

¡Conoce aquí las claves de las metodologías ágiles!

Adoptar la agilidad requiere de un cambio cultural. A su vez, para llevar a cabo este cambio se debe modificar, antes que todo, la mentalidad del equipo de trabajo. ¿Cómo lograr esto? uniendo al grupo en torno a una meta común, propiciando:

-La colaboración, es decir, la existencia de equipos autoorganizados y multidisciplinarios, cuyos miembros se apoyen mutuamente, aportando al equipo para lograr los objetivos trazados.

-El crecimiento, buscando nuevos propósitos mediante la reflexión y aplicando inspección-adaptación para una mejora continua.

-El profesionalismo, es decir, la mejora de competencias profesionales y excelencia técnica.

Como hemos visto, las metodologías ágiles se caracterizan por la colaboración, la transparencia y la valoración de cada profesional presente en el proyecto, con el objetivo de flexibilizar procesos e identificar aspectos de mejora.

Ahora bien, ¿cómo seguir empleando el manifiesto ágil en medio del teletrabajo? Revisemos a continuación las siguientes claves que pueden ayudar:

-Pese a la distancia mantener una comunicación cara a cara:

Pese a que el contacto con otras personas está limitado, es importante utilizar las herramientas digitales para mantener y enriquecer la comunicación. Pese a gestionar equipos remotos, es fundamental priorizar la comunicación cara a cara mediante videollamadas y conferencias, incluso utilizando soporte visual de apoyo.

-Mantener transparencia y visibilidad:

En equipos remotos es clave mantener la transparencia. Es fundamental trabajar alineados con un propósito común, pese a la distancia física. En este punto puede ayudar tener una breve sincronización a primera hora del día. De esta forma, los miembros del equipo puedan visibilizar y transparentar tanto los avances como los impedimentos. Teniendo esto claro se podrán detectar antes los errores o problemas que puedan surgir, evitando futuras frustraciones.

-Mantener una visión compartida del proyecto:

Es fundamental utilizar mecanismos de visualización de la información del equipo en su conjunto, identificando los avances. Para lograr esto es importante contar con un sitio común, donde la información del equipo sea fácilmente visible y accesible. De esta forma se sigue trabajando en iteraciones, identificando los errores que puedan presentarse.

-Respetar los horarios:

Es fundamental respetar los horarios destinados al trabajo productivo, y también procurar los descansos necesarios. Mantener las pausas regulares, los inicios y el fin de cada jornada ayuda a mejorar la agilidad mental y la motivación, evitando la ansiedad por el descontrol del tiempo.

En tiempos difíciles, como los que estamos atravesando, es fundamental que las organizaciones se adapten a esta nueva realidad. En este contexto, el uso de metodologías ágiles puede ser el mejor aliado, procurando una continua adaptabilidad y proactividad.

¿Quieres conocer más sobre este interesante tema? Descarga gratis las claves para entender las Metodologías Ágiles en el enlace. En esta guía encontrarás los conceptos básicos para conocer la metodología Scrum. 

Metodologías Ágiles

Publicado el 03 06 2020
contario DEJA UN COMENTARIO