Conoce las definiciones básicas de la contabilidad y triunfa en el mundo financiero

Conoce las definiciones básicas de la contabilidad y triunfa en el mundo financiero

Lo lees en 3 min.

Conoce las definiciones básicas de la contabilidad y triunfa en el mundo financiero

¿Tienes ganas de concretar un emprendimiento o necesitas nuevas herramientas relacionadas a las finanzas? Bueno, sabemos que quizás muchos están pensando en dar un giro en sus carreras, o simplemente quieren saber más sobre el mundo de los negocios. Revisa a continuación las definiciones claves que debes conocer para comenzar a entender esta temática.

Muchas veces el mundo de las finanzas y los negocios puede ser un poco abrumador, por lo mismo, queremos que lo comiences a ver de manera más simple y te animes a seguir aprendiendo. Revisa a continuación algunos conceptos básicos de contabilidad y finanzas:

Activos

Llamaremos Activos a todo lo que una compañía posee. Ejemplo de esto son los siguientes conceptos, también llamados cuentas: caja, banco, muebles, terrenos, vehículos, cuentas por cobrar, mercaderías, maquinarias, valores negociables, deudores varios, edificios u oficinas, etc.

Los Activos se dividen en 2 tipos:

  1. El Activo Circulante: Son aquellos activos que existen para luego convertirse en dinero. Algunos ejemplos de esto son: cuentas por cobrar, mercaderías y valores negociables. La característica principal del activo circulante es que su función es convertirse en dinero en el corto plazo.

  2. El Activo Fijo: A diferencia del activo circulante, el activo fijo, no tiene como fin rotar, convertirse en dinero, ni ser liquidado, sino que su función está en el uso que le dará la empresa para producir su bien o servicio. Algunos ejemplos de este tipo de activos son muebles, maquinarias, edificios u oficinas, vehículos y terrenos. 

¿Quieres adquirir las herramientas necesarias para convertirte en un profesional preparado para nuevos desafíos? Conoce en el siguiente enlace nuestros Diplomados en el área de Negocios y Finanzas. Descarga el descriptor y obtén la certificación de eClass Academy en una modalidad 100% Online.

Conoce nuestros Diplomados en el área de Negocios y Finanzas

Pasivos

Pasivo es lo que la empresa debe en el corto o largo plazo a todo aquel que no sea socio de esta, ya que la deuda que la empresa registra como compromiso o deuda a los dueños se denomina Capital o Patrimonio (ya veremos oportunamente la diferencia entre estos dos conceptos).

Las cuentas de pasivos, al igual que en el caso del activo, se dividen en corto y largo plazo. A las deudas a terceros que caduquen dentro de un año las llamaremos “pasivo circulante” y las de mayor plazo las denominaremos como “pasivo largo plazo”.
  • Pasivo Circulante: Deudas bancarias, Proveedores, Acreedores Varios, Impuestos por Pagar.

  • Pasivo Largo Plazo: En el Pasivo Largo Plazo se encuentran los compromisos superiores a un año, como por ejemplo, créditos hipotecarios y cualquier otro compromiso de la empresa superior a un año.

  • El Capital o Patrimonio: Es el Pasivo que la empresa debe a sus dueños.

Resumiendo, si todo lo que la empresa posee, lo debe, entonces se hace efectiva la fórmula más importante de la información contable financiera:

Flujo de caja

El flujo de caja es una herramienta que permite conocer cuánto dinero se tiene disponible o cuánto falta en la empresa (saldo) para una determinada fecha. Estos flujos se pueden preparar a diferentes plazos: diario, semanal, mensual, etc.

Liquidez

La liquidez es la capacidad de la empresa de atender sus compromisos y obligaciones de pago a corto plazo. No sólo contaremos lo que tiene la compañía en el banco y en la caja, sino también la posibilidad de cobrar deudas de clientes.

En palabras más simples, podemos entender este concepto como la facilidad con la que un activo puede convertirse en dinero en efectivo. Por ejemplo, un cheque que debemos cobrar en 15 días podría considerarse como un activo de alta liquidez, ya que fácilmente podemos convertirlo en dinero en efectivo. 

Rentabilidad

Este concepto hace referencia al beneficio promedio de la empresa por la totalidad de las inversiones realizadas. Se representa en porcentaje y podríamos traducirla de la siguiente manera: 

Si la rentabilidad de una empresa es del 20% en un año, va a significar que por cada 100 pesos vendidos, 20 pesos serán propiedad de la empresa. 

Para saber si nuestra empresa es rentable económicamente, se compara el resultado que hemos obtenido, con el desarrollo de la actividad de la empresa y con las inversiones que hemos realizado para obtener dicho resultado.

Patrimonio

Patrimonio es la parte residual de los activos de la empresa, una vez deducidos todos sus pasivos, es decir:

El patrimonio considera dos componentes: el Capital que corresponde al aporte realizado inicialmente por los dueños y el Resultado generado por la empresa.

Ingresos

La definición de ingresos considera habitualmente los que provienen de las operaciones propias del giro de la empresa, los cuales tienen varias denominaciones: ventas, honorarios, intereses, dividendos, arriendos, entre otros. También se consideran como ingresos, aquellos que pueden surgir de las actividades no habituales, por ejemplo la venta de un terreno de la empresa.

Es frecuente presentar estos tipos de ingresos por separado, puesto que su conocimiento es útil para los propósitos de la toma de decisiones económicas.

Gastos

Surgen de las actividades ordinarias de la empresa y son una salida de efectivo como: los gastos en personal (remuneraciones), publicidad, intereses (gastos financieros), pago de arriendo, seguros y los impuestos.

Un caso especial de gasto lo constituye la depreciación, que da cuenta del menor valor por uso, desgaste u obsolescencia de activos tales como las construcciones, planta y equipo, pero no significa una salida de dinero.

Resultado

El beneficio o pérdida es el resultado de la diferencia entre los ingresos y los gastos. Existe  beneficio cuando los ingresos son mayores que los gastos y pérdida cuando los ingresos son menores que los gastos. De esta forma:

Como ves, no es tan complejo entender el mundo de las finanzas. A veces solo bastan las ganas de aprender, para convertirte en el profesional preparado que siempre has soñado ser.

¡Adquiere nuevas herramientas y prepárate para impulsar tu carrera! Conoce en el siguiente enlace nuestros Diplomados en el área de Negocios y Finanzas. Descarga el descriptor y obtén la certificación de eClass Academy en una modalidad 100% Online.

diplomados-en-negocios-y-finanzas

Publicado el 11 12 2020
contario DEJA UN COMENTARIO