Define bien tus objetivos y lleva tus proyectos a otro nivel

Define bien tus objetivos y lleva tus proyectos a otro nivel

Lo lees en 5 min.

Define bien tus objetivos y lleva tus proyectos a otro nivel

Una vez que una organización ha establecido la Misión, la Visión y los Valores es la hora de definir los objetivos, es decir, dónde se quiere ir y qué resultados se pretende conseguir. Revisa a continuación las claves para llevar a cabo este proceso.

Para realizar una correcta planificación estratégica, no solo es necesario definir o actualizar la Misión, la Visión y los Valores, sino que también los objetivos deben ser revisados.

Ahora bien, ¿a qué nos referimos con objetivos? Los objetivos son las situaciones deseadas por las organizaciones, son una imagen de lo que la empresa desea alcanzar en el futuro. Además, permiten llevar a la realidad lo definido anteriormente en la Misión y Visión.

En este sentido, para las organizaciones es muy importante plantear objetivos realistas, ya que estos establecen un plan de acción y sirven como fuente de motivación para todos los miembros de la empresa.

¿Quieres adquirir las herramientas necesarias para concretar proyectos exitosos? Conoce en el siguiente enlace nuestros Diplomados en el área de Proyectos. Descarga el descriptor y obtén la certificación de eClass Academy en una modalidad 100% Online.

Conoce nuestros Diplomados en el área de Proyectos

Según el Manual de Planificación Estratégica de la Universidad de Chile, los objetivos deben cumplir con una serie de criterios para que puedan ser de utilidad:

  • Deben ser realistas: se debe contar con los recursos y capacidades necesarias para lograrlo.

  • Deben poder concretarse en un período de tiempo razonable: de acuerdo a la disponibilidad de recursos y a los efectos que se desean lograr.

  • Deben tener un cronograma de trabajo: en el que se definan las distintas actividades que se realizarán para lograrlo, estableciendo plazos de inicio y de término, la relación existente entre ellas y los productos que entregarán cada una.

  • Deben estar definidos de manera clara y precisa: de tal manera que sea posible entender sus implicancias.

  • Deben generar compromiso: en los distintos actores que deben influir en él para su concreción.

  • Deben ser flexibles y adaptables a los cambios que se produzcan en relación a la situación inicial en que fue definido.

  • Deben generar resultados medibles: lo que se hace a través del establecimiento de indicadores.

    shutterstock_593389664
Los objetivos son las situaciones deseadas por las organizaciones, son una imagen de lo que la empresa desea alcanzar en el futuro. Además, permiten llevar a la realidad lo definido anteriormente en la Misión y Visión.

Tipos de Objetivos

Comúnmente, en las organizaciones se definen objetivos generales y específicos. Los primeros nunca deben ir solos, ya que pueden generar confusión, de este modo sólo sirven de referencia para el establecimiento de los objetivos específicos.

Es necesario establecer objetivos para la empresa en su conjunto, para cada división o área y para cada equipo de trabajo. De este modo, los objetivos para cada equipo se establecen en función de los objetivos de cada área, y los objetivos de cada área se formulan en función de los objetivos de la empresa.

Además, en relación al tiempo, es posible clasificarlos en objetivos de largo, mediano y corto plazo. Veamos a continuación en qué consisten cada uno de ellos:

Objetivos de largo plazo (Estratégicos)

Son objetivos para toda la organización y sirven para definir el rumbo de la empresa. Se hacen generalmente para un período de entre tres y cinco años. Cada objetivo estratégico requiere una serie de objetivos tácticos.

Objetivos de mediano plazo (Tácticos)

Son objetivos a nivel de áreas o departamentos, se establecen en función de los objetivos estratégicos. Se hacen generalmente para un periodo de uno a tres años. Cada objetivo táctico requiere una serie de objetivos operacionales.

Objetivos de corto plazo (Operacionales)

Son objetivos a nivel de operaciones, se establecen en función de los objetivos tácticos. Se hacen generalmente para un plazo no mayor de un año.

Cabe destacar que los objetivos nunca deben ser estáticos, deben ser lo suficientemente flexibles, de modo tal de poder adaptarlos cuando sea necesario. Además, siempre se deben establecer prioridades, cumpliendo así los objetivos en orden de importancia y urgencia. Finalmente es importante que los objetivos sean conocidos por todos los niveles de la empresa, esto se logra recordándolos permanentemente.

¡Adquiere nuevas herramientas y lleva a cabo proyectos exitosos! Conoce en el siguiente enlace nuestros Diplomados en el área de Proyectos. Descarga el descriptor ¡y obtén la certificación de eClass Academy en una modalidad 100% Online!

diplomados-en-proyectos

Publicado el 20 01 2021
contario DEJA UN COMENTARIO