intraemprendimineto.jpg

Intraemprendimiento: Innovando desde adentro

Clase UAI La Tercera

Intraemprendimiento: Innovando desde adentro


Lo lees en 6 min.

En todas las empresas existen “intraemprendedores”: personas creativas, inquietas, curiosas y que comparten muchas características con los emprendedores, pero que además se sienten emocionalmente ligadas a su empresa y quieren “cambiar las cosas”.

Para nadie es un secreto que hoy las empresas necesitan desesperadamente innovar, diferenciarse y crear valor, capturando nuevas oportunidades de mercado que se anticipen y satisfagan a sus clientes potenciales. Frente a un entorno eminentemente competitivo las organizaciones están comenzando a poner la mirada en sus empleados.

Es aquí cuando surge el intraemprendimiento. Un proceso por el cual los equipos dentro de una empresa establecida, conciben, cultivan, lanzan y administran un nuevo negocio. Éste es distinto al de la compañía matriz, pero potencia su posición, capacidades y recursos (propios u otros). 

¿Cómo se puede gestionar una cultura pro innovación desde adentro?

La prestigiosa consultora Ernst & Young llevó a cabo una serie de estudios con empresarios de alto nivel, académicos y líderes de diferentes industrias. En este estudio se detectaron seis estrategias corporativas avocadas a la gestión del intraemprendimiento:

1. Establecer una estructura formal de intraemprendimiento, proporcionando más tiempo a los empleados para trabajar en ideas creativas, a través de la implementación de un proceso formal que permita dar seguimiento y convertir estas ideas en proyectos concretos.

2. Solicitar ideas a los empleados. Ellos tienen sus dedos en el pulso del mercado. 

3. Fomentar la diversidad e interdisciplinaridad en los equipos de trabajo. 

4. Diseñar un plan de carrera para los intraemprendedores. Ellos tienden a ser inconformistas y no les gusta el trabajo administrativo convencional

5. Explorar los incentivos gubernamentales y tributarios para la innovación, preguntando cómo estos pueden apoyar los emprendimientos empresariales. 

6. Anticiparse a las trampas del intraemprendimiento, como por ejemplo la copia de ideas; la inversión en empresas que fallan; los conflictos internos; los riesgos financieros y las batallas de propiedad intelectual.

Estrategias para gestionar el intraemprendimiento:

1) Establecer una estructura formal de intraemprendimiento;

2) Solicitar ideas a los empleados;

3) Fomentar la diversidad e interdisciplinaridad en los equipos de trabajo;

4) Diseñar un plan de carrera para los intraemprendedores;

5) Explorar los incentivos gubernamentales y tributarios para la innovación;

6) Anticiparse a las trampas del intraemprendimiento.

 

 

Mantener un sistema que fomente el intraemprendimiento de forma sostenible en el tiempo, es uno de los desafíos más grandes que tienen las organizaciones. Estas seis estrategias tienen una mayor probabilidad de tener éxito si se desarrollan procesos que consideren la asignación de recursos, la gestión del talento y los procedimientos formales de desarrollo, desde el inicio de una idea hasta su introducción al mercado de un producto o servicio, considerando métricas para la medición de su impacto. 

Independiente del tamaño de la empresa, para poder crear procesos que apalanquen el intraemprendimiento es preciso: 

a) Crear una cultura de flexibilidad. Las empresas establecidas con procesos altamente definidos, difícilmente pueden llegar a ser tan ágiles como una startup, sin embargo, es interesante que las organizaciones comiencen a repensar, simplificar y eliminar procedimientos engorrosos que pueden impedir llevar una idea al mercado rápidamente. 

Para ello es fundamental desarrollar una mentalidad que acepte la incertidumbre del mercado, generando capacidades internas que permitan a la organización anticiparse y reaccionar de forma  flexible, trascendiendo las resistencias de forma constructiva. Cuando los procesos son demasiado estrictos, es fácil decir que no en lugar de intentar algo nuevo, lo que apaga el espíritu emprendedor.

b) Examinar los parámetros de riesgo. Una cultura que fomenta el intraemprendimiento tiende a generar mayores riesgos legales y financieros para la empresa. Un intraemprendedor debe estar preparado financieramente para asumir los riesgos de fracaso. Por ejemplo, sacrificios financieros como no tener salario o que éste aumente cuando la empresa se convierte en un éxito, o incluso una disminución de salario. 

c) Administrar las tensiones internas. Es vital que los líderes de alto nivel "promuevan" la idea de la innovación interna como una herramienta vital para el liderazgo del mercado -e incluso supervivencia- no sólo a sus jefes, sino a todos en la compañía.

d) Visión a largo plazo. La creación de un espíritu emprendedor dentro de las empresas, impulsa plataformas que incentivan la generación de ideas.

e) Celebrar las fallas. Muchos éxitos empresariales ocurren porque alguien ha encontrado nuevos usos para un producto antiguo. 

El intraemprendedor

En todas las empresas existen “intraemprendedores”: personas creativas, inquietas y curiosas, que comparten muchas características con los emprendedores, pero que además se sienten emocionalmente ligadas a su empresa y quieren “cambiar las cosas”. 

Se trata de perfiles diferentes a los habituales; tienden a cuestionar las verdades incuestionables; a ser denominados como inadaptados y por mucho que su trabajo sea implacable, tienen bajas probabilidades de ser promovidos. Suelen ser perfiles complejos de gestionar, sin embargo, son uno de los activos más valiosos de cualquier organización, ya que no sólo son capaces de adaptarse al cambio, sino que ellos mismos lo impulsan. 

Un intraemprendedor conecta emprendimiento y empresa: es un empleado comprometido que está dispuesto a aportar ideas y emprender dentro de la misma organización.

Estas personas se identifican con la cultura de la empresa y se sienten profundamente comprometidas con los objetivos corporativos, en lugar de optar por abandonar la empresa y lanzar su idea de forma  independiente y por su cuenta, buscan y crean oportunidades para implementarlas al interior de ella.

¿Cuáles son las características de un intraemprendedor?

•    Son personas críticas con la forma establecida de hacer las cosas; no aceptan el status quo.
•    No toleran la burocracia y generalmente se la saltan, con el fin de hacer que las cosas pasen desde adentro hacia afuera de la organización.
•    Son flexibles, ágiles y valoran la acción más que el reconocimiento.
•    Están comprometidos con el futuro de la empresa, más que por obedecer a su jefe 
•    Perciben el cambio como una oportunidad

¿De qué manera las organizaciones pueden potenciar el intraemprendimiento?

  • A través del diseño de procesos específicos para la detección del talento emprendedor interno.

  • Generando plataformas que permitan gestionar el  intraemprendimiento: incubadoras de ideas internas, mentoreo y orientación a los emprendedores por parte de ejecutivos de la organización.

  • Establecer un entorno de trabajo pro creatividad, basado en la confianza y donde las ideas puedan fluir.

  • Crear una cultura de tolerancia al fracaso, donde se valore a la gente por asumir riesgos de forma calculada.

  • Diseñar un sistema de evaluación de ideas ágil y transparente, que permita llevarlas al siguiente nivel sin que deban pasar necesariamente por su superior.

  • Establecer un sistema de incentivos monetarios y no monetarios, visibilidad y reconocimiento.

  • Dar tiempo a los intraemprendedores para desarrollar mejor sus ideas.

 

En resumen...

  • El intraemprendimiento es un proceso por el cual los equipos dentro de una empresa establecida, conciben, cultivan, lanzan y administran un nuevo negocio. Éste es distinto al de la compañía matriz, pero potencia su posición, capacidades y recursos (propios u otros).

  • A través de un estudio Ernst & Young detectó seis estrategias corporativas avocadas a la gestión del intraemprendimiento: 1) Establecer una estructura formal de intraemprendimiento; 2) Solicitar ideas a los empleados; 3) Fomentar la diversidad e interdisciplinaridad en los equipos de trabajo; 4) Diseñar un plan de carrera para los intraemprendedores; 5) Explorar los incentivos gubernamentales y tributarios para la innovación; 6) Anticiparse a las trampas del intraemprendimiento.

  • Independiente del tamaño de la empresa, para poder crear procesos que apalanquen el intraemprendimiento es preciso:

  • Crear una cultura de flexibilidad. Para ello es fundamental desarrollar una mentalidad que acepte la incertidumbre del mercado, generando capacidades internas que permitan a la organización anticiparse y reaccionar de forma  flexible.

  • Examinar los parámetros de riesgo. Una cultura que fomenta el intraemprendimiento tiende a generar mayores riesgos legales y financieros para la empresa. 

  • Administrar las tensiones internas. Es vital que los líderes de alto nivel "promuevan" la idea de la innovación interna como una herramienta vital para el liderazgo del mercado.

  • Visión a largo plazo. La creación de un espíritu emprendedor dentro de las empresas, impulsa plataformas que incentivan la generación de ideas.

  • Celebrar las fallas. Muchos éxitos empresariales ocurren porque alguien ha encontrado nuevos usos para un producto antiguo.

  • En todas las empresas existen “intraemprendedores”: personas creativas, inquietas y curiosas, que comparten muchas características con los emprendedores, pero que además se sienten emocionalmente ligadas a su empresa y quieren “cambiar las cosas”. 

Ahora que viste la clase puedes profundizar más y conocer un caso aplicado.

 

Conoce más sobre nuestros Diplomados >
∨ sodinetnoc sortseun econoc
Descarga-ebook-ventas-gratis

ARTÍCULOS DESTACADOS