conflicto-empresas-liderazgo

¿Puede un buen liderazgo acabar con los conflictos de una organización?

GESTIÓN DE EQUIPOS DUOC UC

¿Puede un buen liderazgo acabar con los conflictos de una organización?


Lo lees en 3 min.

Los conflictos en una empresa nunca dejarán de existir pues forman parte de los retos y labores en el corto, mediano y largo plazo. La labor del buen liderazgo es prever la mayor cantidad posible, manejar y resolver los que se generen.

En sí mismos, los conflictos no son algo negativo: surgen de la tensión laboral, de las diferentes circunstancias personales y profesionales de cada colaborador o incluso por factores externos. En algunos casos, los conflictos surgen por falta de comunicación, orden o incluso por criterios diferentes al momento de abordar una tarea.

Lo que no puede dejar pasar el líder es resolver el conflicto, porque podría aumentar su gravedad y convertirse en destructivo para el equipo.

¿Cuáles son las consecuencias de los conflictos?

  • Causan un desperdicio de energía que podría emplearse en otras actividades.
  • Desmotivan a los miembros del equipo y la organización.
  • Enfrentan a grupos de colaboradores y destruyen la cooperación.
  • Pueden provocar un comportamiento irresponsable o lamentable.
  • Hacen más lenta y difícil la toma de decisiones.

¿Cómo actuar frente a un conflicto?

Una organización con visión de futuro tiene que tener la previsión de tener un protocolo para abordar conflictos en las diferentes áreas en que se desempeña.

Para ésto, los líderes de cada área son importantes y tienen un rol conciliador y con la visión para presentar soluciones efectivas.

Finalmente, un buen liderazgo puede abordar los conflictos a medida que van surgiendo en la organización. Un mejor liderazgo puede incluso prevenir los conflictos antes de que ocurran basándose en su experiencia y las herramientas que tienen a su disposición.

A continuación te dejamos algunos pasos para abordar y resolver conflictos en la organización:

1. Intervenir a tiempo: si el líder detecta que un conflicto pueda ocurrir debe intentar abordarlo lo antes posible.

2. Conocer a tus colaboradores: si no sabemos la capacidad de nuestros colaboradores, los conflictos pueden surgir por un mal manejo de las labores a el personal inadecuado. Es importante conocer los riesgos y recompensas de cada uno para saber cómo distribuir la carga laboral.

3. Respetar las diferencias: dicen que "en la variedad está el gusto". Esto aplica para el entorno laboral; si un colaborador tiene una forma de ser o un punto de vista distinto, el líder debe respetar su posición. Así podrá comprender mejor cómo evitar los conflictos.

4. Ver la oportunidad: dentro de cada problema hay una inmensa oportunidad de enseñanza y aprendizaje. Solo hay que encontrarla. En los desacuerdos surge un potencial para el crecimiento y el desarrollo personal y laboral. Los conflictos son una ocasión para formar equipos de alto desempeño y desarrollar liderazgos excepcionales.

Si quieres más herramientas para manejar equipos de trabajo o mejorar tu liderazgo en tu empresa, conoce nuestro Diplomado en Dirección de Equipos de Trabajo

Nueva llamada a la acción
Descarga-ebook-ventas-gratis

ARTÍCULOS DESTACADOS