depositos-a-corto-plazo.jpg

Depósitos a corto plazo

Clase UAI La Tercera

Depósitos a corto plazo


Lo lees en 8 min.

Los depósitos a plazos menores de 365 días son el instrumento de inversión preferido por los chilenos. Algunas ventajas como la facilidad de acceder a ellos, su bajo riesgo y la cercanía del retorno del dinero explicarían este favoritismo.

Probablemente la idea de saber de antemano cuándo y cuánto dinero obtendré al momento de tomar un depósito a corto plazo sea una de las razones por las cuales miles de chilenos han decidido utilizar esta modalidad para invertir su dinero. Se trata de uno de los denominados Instrumentos del Mercado del Dinero (IMD), que se caracterizan porque su plazo de vencimiento es inferior a un año.

Este tipo de inversión puede tomarse tanto en pesos como en Unidades de Fomento (UF), y normalmente pagan tanto el capital inicial como los intereses que genera en forma simultánea al vencimiento. Es decir, pertenecen al grupo de instrumentos denominados “cero cupones” o “sin cupones”.

Una persona que toma un depósito de este tipo puede elegir entre tres alternativas para la forma en que se emitirá el documento: al portador, a la orden y nominativo. Cada opción supone ciertas ventajas y desventajas, las que serán descritas a continuación:

i) Depósito al portador: quien tenga el documento del depósito en sus manos el día del vencimiento lo puede cobrar, sin importar si coincide o no con la persona que lo tomó originalmente. En este caso tampoco se exige un comprobante de que el instrumento fue comprado a la persona que tomó el depósito. Esta situación ocurre porque existe total libertad para transferir (vender) el depósito una o más veces durante su vigencia.

ii) Depósito a la orden de: en este caso quien toma el depósito puede vender el instrumento y quien lo compra puede a su vez transferirlo nuevamente, pero debe quedar registro de estas transferencias en el documento. La transferencia ocurre por medio del endoso que hace la persona que lo vende a su comprador.

iii) Depósito nominativo: acá el instrumento financiero no es transferible y por ende sólo lo puede cobrar la persona que originalmente hizo el depósito.

Cada una de las alternativas mencionadas permite que el inversionista controle de mejor o peor manera la probabilidad de pérdida o robo del instrumento, pero al mismo tiempo generan una mayor o menor flexibilidad para deshacerse de él antes de su vencimiento, en caso de ser necesario.

El depósito nominativo es el que otorga la mejor protección contra pérdidas o robo, pero obliga al inversionista a mantenerlo hasta su vencimiento. Por esta razón sólo se recomienda optar por esta alternativa si se está absolutamente seguro de que no necesitará retirar su inversión antes de tiempo.

Depósitos a plazo denominados en pesos

Una característica de los depósitos en pesos es que no están protegidos contra la inflación, ya que la rentabilidad que ofrecen es nominal y no real. Lo más común es que estos depósitos se tomen a plazos que van desde un mínimo de 30 días, aunque algunos bancos ofrecen tomar depósitos a plazos aún menores.

La tasa de estos depósitos normalmente se calcula a un plazo de 30 días, lo que no impide que las personas realicen depósitos a plazos distintos. En esos casos, la fórmula que determinará el pago final que el banco ofrecerá al inversionista es la siguiente:

formula-pago-final-del-banco

En la fórmula, r es la tasa de interés en base a 30 días ofrecida por el banco, mientras que d representa los días al vencimiento con que se toma el depósito.

Supongamos que usted realiza un depósito a plazo por un monto de $1 millón y que el banco le ofrece una tasa de 1,0% en base 30 días. Usted le manifiesta a la institución que desea realizar este depósito por un plazo de 45 días, por lo que el banco utiliza la fórmula anterior y le indica que por ese plazo el interés que recibirá será de 1,5%. De este modo, al cabo del plazo la entidad le entregará exactamente $ 1.015.000.

ejemplo-aplicado-formula-pago-banco

Si usted quisiera vender este depósito a plazo 12 días luego de haberlo tomado, el precio que puede recibir estará determinado por la siguiente fórmula:

formula-precio-de-venta-deposito

Lo anterior quiere decir que el precio dependerá del valor final que promete el depósito, del plazo en días que le queda al depósito hasta su vencimiento y de la tasa a la que el mercado descuente en ese momento los flujos prometidos. Esta tasa (tir) es nuevamente una tasa de interés con base a 30 días.

Ejemplos de venta anticipada

Siguiendo el ejemplo de la venta del depósito 12 días después de haberlo tomado (cuando faltan 33 días para su vencimiento), el cuadro presenta la situación bajo tres escenarios distintos: en el primero la tasa de interés en base a 30 días ha caído a 0,4%; en el segundo escenario la tasa se mantiene en 1%; mientras que en el tercer escenario la tasa ha aumentado a 1,6%.

cuadro-tres-escenarios-distintos

Como podemos apreciar, en dos de los tres escenarios el inversionista obtiene una rentabilidad (al menos nominal) positiva con su inversión en 12 días. Cabe notar que en el escenario 1 la caída de la tasa permite al inversionista obtener una rentabilidad superior al 1% en sólo 12 días. En tanto, en el escenario 3 el alza de tasas provoca que se vea forzado a vender el depósito a plazo en menos del millón de pesos, y que por lo tanto obtenga una rentabilidad negativa.

En Resumen…

  • Instrumentos del Mercado de Dinero (IMD) son instrumentos de renta fija, cuyo plazo de vencimiento es menor a 365 días.

  • Los IMD se pueden emitir de 3 formas:

    1) Depósito al portador: Existe total libertad para transferirlo, es decir, quien tenga el depósito en sus manos al momento del vencimiento lo puede cobrar, sin necesidad de documentar su propiedad.

    2) Depósito a la orden de: Se puede transferir a través de un endoso, que hace el que lo vende al que lo compra, cuantas veces se quiera. Por lo tanto, queda el registro de las transferencias en el documento.

    3) Depósito nominativo: El instrumento financiero no es transferible y por ende sólo lo puede cobrar la persona que originalmente hizo el depósito.

Para Reflexionar…

  • Cuando he tomado un depósito a plazo, ¿lo he hecho con renovación automática? ¿Estaba consciente de que podía estar perdiendo dinero?

Ahora que viste la clase puedes profundizar más y conocer un caso aplicado.

Conoce más sobre nuestros Diplomados >
∨ sodinetnoc sortseun econoc
Descarga-ebook-ventas-gratis

ARTÍCULOS DESTACADOS