consejos-para-invertir.jpg

Consejos para invertir en depósitos a plazo

Lo lees en 6 min.

Consejos para invertir en depósitos a plazo

La llamada “tasa de pizarra” es similar al precio de vitrina de una tienda. Tal como en el comercio, muchas veces ocurre que si el cliente negocia puede obtener una tasa de interés mayor a la publicada.

Una situación que llama la atención en Chile es el alto porcentaje de depósitos a plazo que tienen renovación automática cuando se cumple la fecha de vencimiento.

Como es lógico suponer, este acto se realiza a la tasa de interés que paga la institución financiera en el momento de la renovación, que puede ser menor a la tasa original.

Lo que muy pocos saben es que con esta modalidad es muy probable que no se le esté sacando el mejor partido al dinero y se esté perdiendo rentabilidad.

Por ejemplo, es usual que se tomen depósitos en pesos a 30 días o en UF a 90 días, y como no se conoce el momento en que se necesitará el dinero, o porque se utiliza este instrumento como una inversión de largo plazo, se escoja la renovación automática por comodidad.

Si usted es de aquellos acostumbrados a rotar un depósito de corto plazo, o piensa hacerlo en el futuro, es conveniente que considere los consejos que se expondrán a continuación:

1. Maximizar la tasa del depósito. La llamada “tasa de pizarra” es la tasa de captación para depósitos a plazo a 30 y 90 días que aparece publicada en las sucursales del banco. Podríamos decir que es equivalente al precio de vitrina en las tiendas. Tal como en el comercio, muchas veces ocurre que si el cliente negocia puede obtener una tasa de interés mayor a la señalada.

Lo anterior depende mucho del monto invertido, pues a mayor monto mayor es la probabilidad de obtener una tasa más alta que la de pizarra. Pero como en todos los negocios, aquí también entra en juego el conocimiento y la personalidad del cliente.
Un cliente que desconozca el tema de los montos y que sea “poco negociador” puede llegar con una cantidad significativa de dinero al banco pero, por no “regatear” el precio, lo más probable es que sólo le paguen la tasa de pizarra. Y al dejar la instrucción de renovación automática es probable que la persona esté perdiendo rentabilidad por no “regatear”. Y la diferencia en tasa con o sin “regateo” puede ser significativa.

Por ejemplo: asuma que usted sin “regatear” obtiene un 1% mensual a 30 días, y con “regateo” obtiene una tasa del 1,2%. Si este depósito es de $ 1 millón y es “rotado” durante 60 meses, al fin del período tendrá $ 1.816.967 si no regatea, ó $ 2.045.647 si “regatea”. Es decir $ 228.950 pesos más en intereses (¡un 28% del monto invertido originalmente!).

Así las cosas, se nos hace más que razonable el dicho popular: “al ojo del dueño engorda el ganado”.

2. Si usted renueva un depósito corto muy seguido puede estar dejando de ganar intereses por invertir a corto plazo. En efecto, muchas veces las tasas que pagan los depósitos a plazo van aumentando con el plazo del depósito. Es cierto que a medida que un depósito tenga un mayor plazo su riesgo es algo mayor, pero muchas personas tienen la capacidad de tomar mayor riesgo, especialmente aquellas que usualmente están rotando depósitos de corto plazo. Parte del mayor riesgo viene por el hecho de que repentinamente se necesite el dinero y se deba liquidar el depósito antes de su vencimiento, por lo que le pagarían una tasa muy mala por el apuro.

Cada persona conoce la probabilidad que tiene de necesitar dicho dinero. Si usted está dentro del grupo que tiene una baja probabilidad de vender el depósito antes del vencimiento, entonces le conviene tomar plazos más largos y ganar una mayor tasa de interés. O al menos es conveniente que compare las tasas a plazos distintos antes de tomar el depósito.

3. Cuando usted toma un depósito a más de un año puede acogerse al 57 bis de la Ley de Renta, que incorpora un beneficio fiscal que puede ser muy útil según las características de la persona. Este artículo tiene dos ventajas:
•    Recibir un crédito fiscal por el 15% del monto invertido. Después de cuatro años en los que la inversión es mayor que los retiros, la persona puede retirar hasta 10 Unidades Tributarias Anuales (UTA) por año sin tener que devolver el crédito recibido. Si se retira todo lo invertido en cuotas anuales menores a 10 UTA, el crédito se transforma en ¡un regalo!
•    Poner un tope a la tasa de impuestos de 15%.
Las personas de altos ingresos que ahorran montos elevados valorizarán más el 57 bis por la ventaja en la tasa de impuestos, mientras que aquellos que invierten montos medianos o pequeños se verán más favorecidos por el crédito.

4. Si usted es de las personas que lleva varios años rotando depósitos de corto plazo, debería considerar la posibilidad de invertir en instrumentos que den una mayor rentabilidad, como los bonos del Banco Central, bonos de empresas, letras hipotecarias u otros. El tema acá nuevamente es el mayor riesgo de la tasa de interés que debe tomar, pero si está en condiciones de afrontar ese mayor riesgo la diferencia de retornos podría ser significativa.

Ahora que viste el caso puedes profundizar en la teoría leyendo la clase de este caso.

Conoce más sobre nuestros Diplomados >

Publicado el 13 08 2011
contario DEJA UN COMENTARIO